Blog

La plastilina

Hoy os queremos hablar de los beneficios que aporta jugar con plastilina en el desarrollo de los más peques, y es que este material, además de servir para entretenerlos, tiene muchísimas otras cualidades que aprovechamos activamente cuando desarrollamos actividades con ellos.

Lo primero que queremos destacar de la plastilina es la función más evidente que posee a través de su principal cualidad, y es que cuando los niños se dedican a moldearla para crear formas con ella, estamos potenciando la imaginación y su posterior transformación en una creación física, es un trabajo en el que prima por completo la creatividad.

plastiluna-1

La segunda cosa, y también evidente, que destacamos cuando trabajamos con la plastilina, es la estimulación de la motricidad fina, de la que ya os hablamos en ocasiones anteriores. Permite al niño a través de sus manos, o con la ayuda de diferentes accesorios, diferenciar colores, moldear, amasar, unir, separar, relacionar tamaños y formas, etc.

Por último y menos evidente, pero mucho más interesante, es su capacidad para aumentar la capacidad de concentración en el niño, proponiéndole metas a corto y largo plazo. Además, facilita el desarrollo de la lectoescritura a través de determinadas actividades guiadas. Finalmente, funciona como elemento tranquilizante, siendo una actividad que ayuda a eliminar nervios y estrés.

Así pues, como veis la plastilina es un fantástico aliado para vuestros peques, así que os animamos a usarla en vuestros juegos, y para ello sólo alguna recomendación: a la hora de elegir una plastilina es muy importante asegurarse de que no sea tóxica y siempre observar que el niño juegue bajo la supervisión de un adulto, sobre todo en los más peques 😉

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *